miércoles, 20 de marzo de 2013

Aurora Gassó y Agustí Ballester, dos artistas de largo recorrido





Una de las mejores cosas de tener este blog es que me permite conocer personas excepcionales que, de otro modo, jamás habría llegado a conocer. Unos porque los he admirado desde siempre (como Alberto García-Alix) y otros, más anónimos, porque ciertas circunstancias me han conducido a ellos, como me ocurrió con Trevor ApSimon, el organillero.

Ahora, gracias a mi amigo Andrés (@Apu), autor del blog VeoDigital y compañero de los Cazadores de Hermes, he podido conocer y entrevistar a Aurora Gassó y Agustí Ballester. Una pareja de pintores que, a pesar de llevar una larga vida dedicada al arte, no han gozado del reconocimiento que se merecen. Como dice Aurora, será porque en su momento no dieron con la persona indicada que se preocupara de lanzar su carrera. Pero sea como fuere, por casualidades de la vida, Andrés dio con ellos y me propuso entrevistarlos juntos. Yo me encargaría de las preguntas y él de las fotos. La idea era buena y, aunque sabía muy poco de Aurora y Agustí, acepté su invitación. Suerte que lo hice, de lo contrario estoy segura que me habría arrepentido.

Andrés supo de su existencia cuando uno de sus lectores le pidió información sobre Aurora. Resulta que el chico trabaja en una publicación que está preparando una exposición sobre varios artistas y, entre ellos, hay un cuadro de ella. Andrés, que tampoco sabía nada (o casi nada) de esta artista, empezó a investigar y descubrió que forma parte del Col·lectiu d’artistes de Sants y que estaba a punto de inaugurar una exposición con ellos, en homenaje a la escritora Carme Guash i Darné en les Cotxeres de Sants. Por otra parte, resultó que Miquel Cartisano (autor del blog Tot Barcelona) tenía en su casa una pintura de Aurora y se lo contó a Andrés, además de ponerlo en su blog. Juntos acudieron a la inauguración, la conocieron en persona y Andrés le pidió permiso para entrevistarla. Y allí es donde yo entro en acción. Tras acceder, quedamos en que iríamos a su casa para llevar a cabo la entrevista pactada. Una entrevista que se convirtió en una agradable charla sobre el arte, la vida y muchas cosas más que ahora mismo les dejo leer. 

Roser: Aurora… Desde su primera exposición (1951 en Reus) han pasado más de 60 años. Tiene una larga trayectoria artística durante la cual ha producido mucha obra, ha expuesto en el extranjero y ha sido galardonada con varios premios. En cambio su nombre no ha trascendido tanto como debería en el mundo del arte. ¿Cómo se explica eso?

Aurora: He trabajado mucho pero no he tenido suerte. También las circunstancias familiares nos han obligado a trabajar duro sin poder vivir únicamente de la pintura. Principalmente nos ganábamos la vida haciendo diseño textil. Es decir, que se juntaron dos problemas. Uno, sacar adelante a la familia (ya que hemos tenido cinco hijos) y luego nuestra falta de contactos para difundir nuestra obra. Mientras trabajábamos en la industria textil, con lo de los estampados, también nos dedicábamos a pintar. ¡Y producíamos mucha obra!. Pero en cambio nos movíamos poco para difundirla. No teníamos contactos... Luego llegó la primera crisis del petróleo y la cosa aún fue más difícil. Aun así, a principios de los 80 estuve en Zúrich exponiendo en la Galería Silouette cuyos propietarios se encargaban de todo. Ese mismo año me llevaron a Basilea y todo fue muy bien. Luego, en Alemania, también debía exponer para otra galería… Pero no sé qué ocurrió que al final la cosa se truncó. Yo creo que fue porque su propietario tenía demasiada ambición y muchos delirios de grandeza. Sobre eso, te diré que tras firmar el contrato nos llevó a un castillo que él tenía en donde había ciervos y todo... Pero bueno, que el hombre al final acabó por estrellarse. Suerte del abogado de la galería que nos avisó de la que se avecinaba y un día nos advirtió… “sacad todo lo que podáis porque este hombre se está saldando todos vuestros cuadros…”. Le hicimos caso. Lo recogimos todo y nos fuimos de allí.

Roser: Puede que el hecho de ser mujer también le haya complicado el poder triunfar en el mundo del arte, ¿no? Históricamente han triunfado más los hombres que las mujeres. De pintoras famosas así de pronto me vienen a la cabeza Frida Kahlo, Dora Maar, Tamara de Lempicka… Pero de hombres se me ocurren muchos más.

Aurora: Pues no… Yo no lo he notado. Lo que sí es cierto es que hay una serie de circunstancias que ya te lleva la vida y que lo complican todo. Soy madre de cinco hijos y claro, compaginarlo todo ha sido más difícil. La casa, los niños, el trabajo como diseñadora textil y la pintura.

Roser: Cuando empezó a pintar, en los años 50 (siglo XX) en Cataluña destacaba “Dau al set” (con Tàpies, Cuixart i Joan Ponç entre otros), que empezaron haciendo un arte más próximo al surrealismo y el expresionismo alemán, para luego evolucionar hacia el informalismo y la abstracción. ¿Usted alguna vez ha tenido la tentación de hacer obra abstracta?

Aurora: totalmente abstracto, no. Pero quizá alguna vez me atreva. En cambio Agustí (mi marido) sí que es pintor abstracto y hemos hecho exposiciones conjuntas. Él con lo suyo y yo con lo mío.


Roser: Este libro que tiene encima de la mesa… Es “Barcelona vista per 40 artistes” publicado por La Caixa d’Estalvis de Barcelona a finales de los 70.

Aurora: Sí… Mirad... Este es el cuadro que escogí para el libro… Con la montaña de Montjuïc al fondo. Como dice el título, éramos 40 artistas y cada uno participaba con una obra ambientada en un lugar distinto de la ciudad. Quién dirigió esta edición, antes ya había publicado dos libros sobre el mismo tema. Uno con diez pintores y luego otro con diez pintoras. Después ya hizo este otro de los 40 artistas. 

 

Roser: Hace poco estuve en la exposición en homenaje a Carme Guash i Darné en les Cotxeres de Sants y me pareció muy interesante. ¿Hace mucho que forma parte del colectivo de artistas de Sants?

Aurora: desde que se fundó hace unos 25 años. Allí hay tanto hombres como mujeres. Pero cada año, cuando llega el día Internacional de la mujer trabajadora, las mujeres del grupo hacemos algo juntas porque creemos que es nuestro deber  mientras en el mundo siga habiendo tantas mujeres oprimidas.

Exposición en homenaje a Carme Guash i Darné (Cotxeres de Sants)

Roser: ¿Nos puede hablar un poco sobre sus inicios en la pintura?

Aurora: Pues si… De jovencita estudié en una academia de Arte en Reus, mi ciudad natal. Pero lo tuve que dejar al cabo de un tiempo porque la cerraron. Más tarde ya pasé al  Círculo artístico, donde aprendíamos a dibujar con modelos. Sobre eso te diré que el Círculo artístico fue uno de los primeros lugares donde se podía hacía dibujo con modelo. ¡Fíjate tú, que para impartir esas clases hubo que pedir un permiso especial! Luego ya vine a Barcelona con mi familia y me matriculé en la Reial Acadèmia de Belles Arts deSant Jordi. Pero también tenía otra gran afición: el teatro. Me matriculé en el Institut del Teatre e hice los tres cursos y, cuando terminé, surgió la oportunidad de entrar a formar parte de la compañía de Adolfo Marsillach. Eso fue porque un compañero mío se enteró que Marsillach buscaba una actriz para un personaje concreto y me lo comentó. Me presenté al cásting y me aceptaron en seguida. Lástima que no pude seguir con ellos mucho tiempo porque al poco de estar en la compañía me quedé embarazada y me encontraba fatal. Tanto, que no pude seguir con los ensayos. Otra vez también participé en una obra de Joan Brossa titulada “Aquí al bosc”. Además él exigió que ese papel fuera interpretado por mí. El estreno fue en el Romea.

Roser: Una lástima por una parte no poder continuar su carrea de actriz... Pero por otra, ser madre por primera vez produce una gran ilusión.

Aurora: Fue cosa del destino. Eso es que no tenía que ser actriz. En parte, suerte que no tuve más oportunidades porque hubiese sido peor tenerlas y renunciar a ellas.

Agustí: Aurora era una gran actriz pero los embarazos de nuestros hijos le impidieron continuar por ese camino. Y también es una poeta fuera de serie.

Roser: Hablemos un poco de sus pintores favoritos… ¿Nos puede citar algunos?

Aurora: Magritte y Chagall. Me encanta Chagall.

Roser: A mí Chagall también me gusta mucho y tuve la suerte de poder ver la exposición que le dedicaron el año pasado en Madrid, en el Museo Thyssen y me pareció fascinante.

Aurora: recuerdo que aquí, en Barcelona, hace unos años también le dedicaron una exposición en la Pedrera. Y otro pintor que me gusta es Giotto

El circo azul (Chagall).- Museo Thyssen Bornemisza, Madrid
Roser: Por curiosidad mía... ¿Pintan en casa o tienen taller?

Aurora: teníamos un taller precioso... Demasiado incluso. Era un ático en la Rambla. Pero al final lo perdimos. El propietario nos lo quitó. Y no por dinero... Que no lo necesitaba. Es una de las cosas que te dejan mal... Triste...

Roser: ¿Y luego no alquilaron otro?

Aurora: Mi hijo tenía un piso alquilado en la calle Lleida que no utilizaba y nosotros lo estuvimos usando como taller. Pero se le acabó el contrato y también nos tuvimos que marchar. Ahora trabajamos aquí, en casa, pero me falta espacio. En cambio, en verano, en la casa de Sant Quirze pinto más a gusto porque es más grande y hay más luz.

Roser: Por cierto... Viendo sus obras me doy cuenta que en su trabajo hay unos cuantos objetos recurrentes. Peces voladores, aves, sillas escaleras y otros objetos sacados de su contexto habitual…

Aurora: si, todo eso suele aparecer a menudo en mis obras.


Roser: También me gusta ese efecto que añade a muchas de sus obras en que parece que el óleo se esté agrietando.

Aurora: Si... A mí me gusta mucho y creo que es un efecto que liga mucho con mi obra. Es una técnica que no puedes corregir nada. Si te equivocas no lo puedes arreglar.

Roser: ¿Y eso le ha pasado alguna vez?

Aurora: Sí que me ha ocurrido y lo he tenido que tirar...



Roser: Por otra parte, usted tiene obras donde trata momentos difíciles de la historia de nuestro país. Entiendo que son una forma de protestar… Ese cuadro que nos ha enseñado antes, de un tronco humano cubierto de vendas y medio mutilado es brutal.

Aurora: Lo hice en los años 70, que era un momento histórico muy duro, con mucha represión. Hubo una etapa en que pinté muchas obras basadas en la opresión de las máquinas sobre el trabajador. Y sí que es verdad que era una forma de reivindicación y de expresar mi disconformidad con todo lo que estaba ocurriendo en nuestro país.

Andrés: Supongo que la pintura también debería servir como denuncia social, ya que con la pintura se podían decir cosas que con la palabra será imposible.

Aurora: en esa época hicimos exposiciones muy críticas con el poder.

Roser: ¿Y no tuvieron problemas con la censura?

Aurora: en el teatro sí pero con la pintura no. Y eso era porque había mucha ignorancia. Pero las obras de teatro sí que nos las recortaban. Una vez nos recortaron tanto una obra de José M. Rodríguez Méndez que al final quedó un desastre. Pocos días antes del estreno nos devolvieron el guion censurado. ¡Y la sorpresa fue ver que no nos habían tocado las partes más críticas con el poder! Supongo que fue porque no lo entendían. Luego, el estreno fue bastante mal. Imagínate... Si te devuelven el texto con casi todo cambiado cuando faltan pocos días para la fecha del estreno... Pues ¿cómo va a ir? Mal, por supuesto.

Roser: pero para escabullir la censura los autores también se sabían mil y un trucos para decir lo que se quería sin que se enterase el censor.

 Aurora: Sí, pero esa vez ya nos temíamos que algo pasaría y que no sería nada bueno, ya que la obra era muy crítica y muy directa. En cambio con la pintura casi podíamos hacer lo que quisiéramos que no se daban cuenta. Sólo si hubiésemos hecho algo muy evidente, como los grises aporreando a la gente, entonces sí que nos hubieran censurado los cuadros. Pero como no era ese el caso...
Roser: También me gustaría que su marido nos enseñara algunas de sus obras y nos hablara de su trabajo. ¿Eso es posible Agustí?

Agustí: Yo soy pintor abstracto y no sé si os va a gustar…

Roser: A mí el arte abstracto me encanta. Por eso se lo pido.

Agustí: Una vez, para una exposición mía,  me preguntaron qué perseguía yo con el arte... Y yo respondí... “Pues no se... Yo hago impulsos desconocidos”. ¡Y ese es el título que le pusieron a la exposición!

Roser: Muy acertado porque eso es el arte abstracto, ¡impulsos!

Aurora: Él puede decir mucho que son impulsos pero yo sé que también hay algo dirigido.

Agustí: Empecé a estudiar bellas artes en una academia y, como todos, pintaba paisajes. Pero hubo un momento en que vi que esos paisajes que pintaba parecían malos decorados de teatro de aficionados... Fue entonces cuando me pasé al abstracto.

Roser: Por lo que veo su obra se caracteriza por la reutilización de objetos y el reciclaje, muy propio de movimientos como el informalismo.

Agustí: Sí. Trabajo mucho con objetos reciclados. Para hacer esta obra utilicé unos hierros viejos y unas cuerdas de una cuadra. El resultado fue esto, un poco bestia, porque recuerda las condenas de muerte por garrote vil.

Andrés: La obra da miedo... Es un cuadro tenebroso.

Aurora: sí que lo da... De hecho la teníamos colgada en la casa de Sant Quirze y una nieta nuestra nos pidió que la sacáramos porque le daba miedo.

Roser: Aunque usted dice que trabaja por impulsos, a mí me parece que esta obra no es fruto de un impulso sino que la ha pensado mucho antes de empezarla.

Agustí: Esta sí que ha sido estudiada previamente. Pero por otra parte, profesionalmente yo me he dedicado toda la vida a la estampación de tejidos. Aurora tiene el Premio Nacional de España de creación artística y tenemos en casa muchos diseños industriales realizados por ella.  ¡Hace un tiempo encontré una maleta que contenía más de 2.000! Pensé que podrían ser útiles en el nuevo Museu del disseny de la Plaça de les Glòries. Pero no sé con quién tengo que hablar para hacer una donación de esto. Me gustaría hablar con los responsables de la organización de la exposición sobre “Indianes” del Museu d’Història de la Ciutat para decirles que tengo en casa más de dos mil dibujos de esos, realizados por mí y mi mujer.
Aurora: Una vez llegamos a contactar con el museo téxtil de Terrassa pero al final no quedó en nada por falta de presupuesto. Pero ahora me gustaría cederlas para que no quedasen en el olvido.
 
Llegados a este punto de la entrevista me di cuenta que eran las ocho de la tarde y que llevábamos dos horas sin parar de hablar. Era hora de irnos y dar por concluida nuestra visita. Nos despedimos de Aurora y Agustí, felices de haber conocidos a esas dos personas que nos abrieron las puertas de su casa para contarnos la historia de su vida y su obra y que ahora queremos compartir. 

12 comentarios:

  1. Una pasada de entrevista ¡¡¡
    A Aurora y a Agustí, los conozco desde hace la friolera de casi 35 años...Son la sensibilidad más absoluta...
    Tengo la fortuna de disfrutar de algunos dibujos suyos ( de él y de ella), y los llevo siempre en el pensamiento.
    El arte debe de estar hecho con el corazón, y desde luego sus obras llegan a tocar la fibra.
    Gracias por sacarlos a la palestra ¡¡¡¡

    Un abrazo

    salut

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no los conocía y gracias a Andrés he podido descubrir a esta pareja estupenda. Estoy muy contenta de ello.

      Eliminar
    2. Buenos días, He visto la entrevista y es fantastica. ¿Vive aún la pintora? Me gustaría poder dirigirme a ella y escuchar su comentario de un cuadro que tengo suyo. Muchas gracias. llagunodos@gmail.com

      Eliminar
  2. Tirando del hilo se llega al ovillo. Me agrada ver cómo a través de un trabajo que estamos empezando ahora en un pequeño pueblo de Málaga llamado Moclinejo, donde se custodia la colección de la Fundación Segovia Lobillo, se consiguen entrevistas como la que has realizado a Aurora.
    Tenemos un cuadro de ella y forma parte de la exposición colectiva que inauguraremos en junio. Es una alegría saber de su procedencia.
    Un saludo y gracias por ese "chico" con el que me defines.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Andrés me lo contó y por tí empezó a tirar del hilo... Y tirar... Y al final conseguimos esto.

      Son una pareja magnífica que ha pasado por muchas experiencias en la vida. Lo del "chico" que eres tú... Jaja, es que no sabía como definirte ya que no te conocía.

      Eliminar
  3. Un reconocimiento merecido :)

    He puesto un enlace en el post relacionado de Aurora Gassó de mi blog a este artículo.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Andrés. Fue una suerte conocerlos y te estoy muy agradecida que pensaras en mí para hacerles la entrevista.

      Eliminar
  4. quina vida més plèna! felicitats!

    ResponderEliminar
  5. Buenos días. Llegó febrero y tras muchas luchas por fin podemos contar que la obra de Aurora Gassó perteneciente a la Fundación Antonio Segovia Lobillo se expondrá en Moclinejo (Málaga) del 21 de febrero al 30 de marzo 2014.

    https://www.facebook.com/exposicionesMoclinejo

    ResponderEliminar
  6. Hola podrían facilitarme más información sobre la pintora? Estoy haciendo una página web y resulta que encontré una obra de Aurora Gassó, la tuve que desenmarcar y todo porque al tener algo de fondo negro no pude distinguir la firma y al quitarle el cristal pude verla con mas claridad y me llevó hasta ustedes. Se lo agradecería. Un saludo y gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar