jueves, 20 de diciembre de 2012

Refugios de la Guerra Civil donde irnos a esconder




Página del códice maya con la supuesta profecía del fin del mundo

Dicen los mayas que mañana se acaba el mundo. Hay quien cree que un planeta tipo el de “Melancholia” se estrellará contra la tierra y nos dejará hechos papilla. También hay quien dice que la tragedia llegará por mar, en forma de gran ola que engullirá el planeta y, como la mansión ausente está casi tocando el puerto, tendremos que hacer algo para salir con vida de esta.



Bromas aparte, las noticias de esta mañana sobre cómo se prepara la gente para la llegada del apocalipsis me ha hecho pensar en los refugios antiaéreos de Barcelona construidos durante la guerra civil y que un post sobre ello era lo más adecuado para esta noche.

En Barcelona, durante la guerra civil fueron construidos más de 1.400 refugios para albergar una población aterrorizada a causa de las bombas que caían, día sí y día también, sobre la ciudad. La idea partió de la Junta de Defensa Pasiva de la Generalitat , que encargó a Ramón Perera (ingeniero miembro de la Junta) buscar la manera de proteger a la población. Y la encontró con los refugios antiaéreos subterráneos.

Todos los refugios de Barcelona tenían unas características comunes. La forma de acceder podía ser desde la calle o desde la escalera de los edificios. Una vez dentro, una estructura en zig-zag que servía para resistir la onda expansiva de la metralla conducía a un espacio cubierto con la típica vuelta catalana, muy resistente,  que aguantaba la fuerza de las bombas. 

"Ramon Perera, l'home dels refugis" (Montserrat Armengol/Ricard Belis)

En su construcción participó muy activamente la población civil. Hombres, niños y mujeres se repartían las  tareas. Los hombres realizaban el trabajo pesado de levantar el refugio, mientras que niños y mujeres ayudaban llevando la runa a la calle.

Construcción del refugio de Poble Nou (Foto de Manel Centelles) - Archivo personal de Alicia Bou

Sobre Ramón Perera debo decir que, acabada la guerra, salió corriendo del país para instalarse en Perpignan y, posteriormente, en Londres. Allí  podría haber construido refugios como los de Barcelona para proteger a los londinenses de las bombas de la II Guerra Mundial que estaba al caer. Pero el gobierno británico prefirió el modelo Anderson. Un grave error ya que la opción escogida era una débil estructura metálica pensada para instalar en los jardines de las casas y no todos los londinenses vivían en casitas con jardín. Y esa fue la causa de las más de 40.000 muertes en Londres durante la II Guerra Mundial.

Construcción de uno de los refugios Anderson en Londres
De todos los refugios construidos en Barcelona todavía se conservan unos cuantos y, en ocasiones, se pueden visitar. De ellos, el más grande y en mejor estado es el Refugi 307 del Poble Sec. Ubicado en la calle Nou de la Rambla, 169 (al pie de Montjuïc) tenía una capacidad para 2.000 personas sentadas en bancos de madera. Sus dimensiones, impresionantes. En total, 400 metros de túneles excavados por los vecinos del barrio. También en su interior había una cocina, letrinas, una enfermería, una fuente con cisterna de agua e iluminación a base de luces de petróleo.




Otros refugios, actualmente abiertos al público en determinadas ocasiones, son el de la Plaça del Diamant y el de la Plaça de la Revolució (ambos en Gracia). De los dos, el primero es el más grande y mejor conservado. Fue construido 12 metros bajo tierra y es de dimensiones  bastante más reducidas que el refugio de Montjuïc. El aforo también es mucho inferior (para 200 personas) pero estaba equipado con todo lo necesario para pasar los bombardeos con la mayor “comodidad”. 

También había uno en el Palau de les Heures. Y éste de vital importancia ya que aquí se escondía el President Companys. El Palacio era su residencia y allí se construyó el refugio que lo protegería de las bombas caídas en la ciudad.


Foto del Palau de les Heures, cedida por Andrés de VeoDigital
Finalmente le diré que no hace mucho quedó al descubierto el refugio del Mas Guinardó, en Horta, debido a unas obras de rehabilitación del antiguo Mas. Por lo que parece, tenía capacidad para albergar 150 personas y se accedía a él a través de tres entradas: dos en la calle Flors de Maig (que actualmente no se conservan ) y una en la calle Antic del Guinardó, que es la que queda hoy en día.
Cartel del Comisariado de propaganda sobre bombardeos (Pabellón de la República)

14 comentarios:

  1. Hola Roser.
    Has sido más rápida que el viento :)
    Tienes un correo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que si no lo colgaba esta noche ya perdía la gracia. Pero envíame la foto, que la añadiré cuando hablo del Mas Guinardó.

      Gracias por la ayuda

      Eliminar
    2. Gracias Andrés por las fotos del Palau de les Heures y el refugio del Mas Guinardó. Con ellas el post luce mejor :-)

      Eliminar
    3. De nada Roser.
      Para lo que haga falta, encantado de colaborar contigo.
      Muchas gracias por mención :)
      Un beso

      Eliminar
  2. Efectivamenteysí, ya solo por conocer este tu rincón, merece la pena haber participado en ese concurso infernal. Gracias por darme la oportunidad de conocerte. Seguiré cotilleando a ver qué más tienes por ahí

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja! Concurso infernal... Ya me lo advirtieron mis amigos y yo no les hice caso. Pero una cosa sí que tiene de bueno el concurso y es que da la oportunidad de conocer otros blogs de mucha calidad. Mira este por ejemplo http://antiguoscafesdemadrid.blogspot.com.es/2012/12/la-casa-del-new-club-y-el-cafe-maison.html

      Eliminar
  3. Pues ná, hoy por mi y hoy tambien por ti. Votada estás. Que lo sepas

    ResponderEliminar
  4. Muy interesante!!! Como ya había dado mi voto en esta categoría, hablaré con alguien para que te dé su voto por mí. Gracias y mucha suerte!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ostras, pues muchas gracias! Se agradece un montón.

      Eliminar
  5. Está claro que Barcelona está llena de agujeros.
    Qué fallo tuvieron con el modelo Anderson, para una vez que hacemos algo mejor...
    Bones festes Roser!

    ResponderEliminar
  6. Molt bon post! Quantes coses s'aprenen!

    La meva mare sempre m'havia parlat del refugi on anaven al sentir les sirenes que avisaven dels avions que venien a bombardejar. Estava al costat de la seva casa actual (on vaig nèixer) a la Gran Via de Barcelona als peus de Montjuïc.

    Smuac!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Doncs als peus de Montjuïc és el refugi 307 pero no està a la Gran Via, sino a Nou de la Rambla per sobre del Paral·lel. Per tant, del que parles entenc que deu ser un altre dels 1400 que es van construir i que ara deu ser tapiat.

      Eliminar
  7. Hola Roser, interesante post si que hay refugios desconocidos, recuerdo de pequeña cuando edificaban unos pisos cerca de casa que descubrieron un túnel que dijeron era de la guerra civil. Me imaginaba mil y unas historias, me hubiera gustado verlo por dentro.
    Aprovecho para desearte unas Felices Fiestas con tu familia .
    Un beso.

    ResponderEliminar