viernes, 15 de julio de 2016

Cazar Hermes y Pokémon


Hoy es 15 de julio de 2016, el día que Nintendo permite iniciar la descargar de su aplicación Pokémon GO en España. Salgo del trabajo por la tarde y, cuando llego a casa, lo primero que me dice mi hijo Marc (de 12 años) es: “mama, déjame tu móvil para instalarme el Pókemon GO y luego salimos de caza a la calle”. Sabiendo de mi experiencia como cazadora de Hermes, supone que formaremos un buen equipo y que el juego me gustará. Esto último se lo he puesto en duda porque yo, aficionada a los videojuegos, no es que lo sea mucho. De todos modos le he hecho caso y nos hemos lanzado al exterior en busca de centenares de Pokémon que dicen que están sueltos, virtualmente, por ahí.

En nuestra primera salida no hemos hallado a Pikachu. Parece que es el más difícil de encontrar y que suele esconderse en los pueblos, mientras que en ciudades como Barcelona abundan los Pokémon aves y los ratatas. Normal, ya que aquí, en realidad, tenemos ratas y palomas de sobras.


Al final, resulta que el juego me ha gustado y he tenido que darle la razón a Marc. Es más, hasta he llegado a la conclusión de que los señores de Nintendo han creado una aplicación móvil alineada al 100% con lo que hacemos en Barcelona el grupo de los Cazadores de Hermes desde hace más de cuatro años. Mientras nosotros buscamos imágenes del dios griego repartidas por la ciudad, ubicadas en edificios emblemáticos, lugares característicos o en rincones difíciles de hallar, los señores de Nintendo hacen lo mismo con los Pokémon. De hecho, nuestra página de Facebook está llena de fotos de Hermes, realizadas por nosotros mismos o por nuestros seguidores, que nos las envían desde cualquier rincón del mundo. 




Del mismo modo, diversos tipos de Pokémon y pokeballs (bolitas que sirven para capturarlos), se esconden por la ciudad, sea en plena calle o en determinados puntos de interés. Nosotros, al vivir en Ciutat Vella, los hemos encontrado en:

Plaza de la Mercè: justo en la fuente de Neptuno, donde también se halla un caduceo de Hermes.


Plaza Reial: la fuente de las tres gracias estaba llena de pokeballs y en la histórica Herboristería del Rei había un Pokémon.



Calle Raurich: había un Pokémon que ha salido disparado en dirección a la tienda El Ingenio, como queriendo huir de nosotros. Al final lo hemos cazado.



Calle Banys Nous: en la esquina de la calle del Ave María, hemos hallado un Pokémon.



Plaza Nova: uno, justo sobre la B de BARCINO, el poema visual de Joan Brossa.


La entrada del Cercle Artístic Sant Lluc, había otro más.


Todo esto lo hemos hecho buscándolos con el mapa, ya que al conectar la cámara los Pokémon desaparecen y no se dejan ver. Diversas webs y blogs indican que es un fallo de la aplicación que afecta a bastantes usuarios. Por tanto, habrá que esperar a que una nueva versión repare el error. De momento, nosotros nos divertimos cazando Pokémon y Hermes y otras rarezas a la vez.

6 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Jo li veig molta connexió amb nosaltres, jaja

      Eliminar
  2. Me sigue pareciendo más interesante lo de los Hermés.
    Ahora bien, la parte positiva, que tu hijo vaya contigo en la caza...ahora soís dos, y eso no tiene precio.
    Un abrazo y buen fin de semana.
    Miquel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Miquel, a mí también. Ya te digo que a mí los videojuegos ni fu ni fa pero con este le veo miles de conexiones con nosotros, los cazadores de Hermes, jeje

      Eliminar
  3. ¡Hola Roser!
    Salir de "caza" es una habilidad transversal que sirve tanto para "capturar" Hermes como Pokémons. :D

    ResponderEliminar
  4. Hoy he encontrado un Hermes en la Plaza San Miquel de la Barceloneta ¿lo teneís ?

    ResponderEliminar